Parque Central Neuquén

Es el mayor “pulmón verde” en el microcentro de la ciudad, el Parque Central Neuquén es el antiguo predio ferroviario | área de maniobras de la Estación del Ferrocarril. Un espacio de aproximádamente 264.000 m2 (1200 x 220 mts) que antiguamente contenía: estación del ferrocarril (ascenso y descenso de pasajeros, área adminstrativa y sanitarios), galpón de carga y descarga de mercaderías y ganado, tanque de  agua, viviendas para los empleados y galpón de máquinas para reparación y mantenimiento, así como los discos para poder girar las locomotoras sobre las vías del ferrocarril.
Con la desaparición del ferrocarril de pasajeros, las instalaciones entraron en desuso y fueron recicladas para generar espacios culturales y de exposición artística. Así, se generaron espacios como: Museo de la Ciudad Paraje Confluencia (ex vivienda de empleados), el mismo cuenta la historia y origen de la ciudad, Sala de Arte Emilio Saraco (ex galpón de cargas), un espacio para la exposición de artistas plásticos locales, y finalmente el Museo Gregorio Álvarez (ex galpón de máquinas) un museo antropológico y etnográfico sobre el pasado de la Provincia del Neuquén.
También supo estar la Terminal de ómnibus de Neuquén que con posterioridad fuera trasladada al oeste de la ciudad, a partir y desde el año 2004 el Parque Central Neuquén ha sido puesto en valor como espacio de recreación y transición entre el sector administrativo – bancario y comercial de la ciudad.
En el sector Este del parque, se realizó una planificación para su mejoramiento estético, con parquización, instalaciones recreativas, iluminación y fuentes, también se construyó el Monumento a los Héroes de Malvinas y el Museo Nacional de Bellas Artes Neuquén consolidando el perfil turístico – recreativo del lugar.
El Parque Central Neuquén, es un espacio que desde los orígenes de la ciudad a tenido un rol relevante en el funcionamiento de la misma, tanto a nivel económico como también social.